Los planes de mejoramiento continuo para superar las áreas no aprobadas en el trascurso del trimestre o año escolar, deben dar cuenta del uso de diferentes estrategias de nivelación, apoyo, superación y profundización. Además de la asesoría del docente para aclarar dudas, también debe incluir el desarrollo de talleres, su respectiva sustentación y por último una prueba de suficiencia. El docente debe dejar evidencias del plan de mejoramiento realizado a través del acta correspondiente. Esta acta se debe dejar como evidencia en cada trimestre y al finalizar el año escolar. Se deberán entregar al coordinador académico para su revisión y archivo. Estos planes se clasifican en:

Estrategias de nivelación. Estas estrategias se proponen para los estudiantes que son promovidos anticipadamente y para los que llegan a la institución de forma extemporánea. Los docentes titulares del grado al cual ha sido promovido el estudiante serán los responsables de este proceso.

Estrategias de apoyo. Estas estrategias se proponen para los estudiantes que al finalizar el trimestre NO cumplieron de manera satisfactoria las metas propuestas. Para este caso se deben diseñar y ejecutar planes que les permitan superar sus dificultades en el área.

Estrategias de superación. Estas estrategias se proponen para los estudiantes que al finalizar el año escolar presentan dificultades en el desarrollo de competencias en el área. Para este caso, se deben diseñar y ejecutar planes que les permitan superar sus dificultades en el área.

Estrategias de profundización. Estas estrategias se proponen para los estudiantes que al finalizar el trimestre cumplieron satisfactoriamente las metas propuestas. Para este caso, se deben diseñar y ejecutar planes de profundización que permitan potenciar sus habilidades.