Es un proceso orientado a asegurar un adecuado funcionamiento de las actividades académicas, el cumplimiento de los tiempos, actividades, asistencia de los estudiantes, evaluación y promoción, pertinencia, planes de mejoramiento, etc., de tal manera que se puedan conocer los resultados que se obtienen a través del trabajo formativo. Estos resultados serán los insumos para iniciar o continuar con los planes de mejoramientos institucionales. Entre estos aspectos, se resaltan los siguientes: