Posibilitan la organización de las actividades de la Institución Educativa para que los estudiantes logren aprender y desarrollar sus competencias. Esto se logra con acciones precisas frente a la flexibilización de la didáctica, los recursos, los tiempos y las estrategias frente a las asignaturas, los proyectos y los procesos de evaluación en pro de la democratización del proceso de enseñanza y aprendizaje. Entre ellas se tienen: