Es el proceso mediante el cual se estructuran y se precisan el plan de estudios, modelo pedagógico, asignación académica, jornada escolar y proyectos pedagógicos curriculares, con el fin de dar respuesta adecuada a las necesidades de formación de las diferentes poblaciones a través de una flexibilización curricular pensada para brindar una educación de calidad y para todos.

Planes de área (Clic aquí)

De acuerdo al artículo 79 de la Ley General de Educación, el “plan de estudios es el esquema estructurado de las áreas obligatorias y fundamentales y de áreas optativas con sus respectivas asignaturas, que forman parte del currículo de los establecimientos educativos. En la educación formal, dicho plan debe establecer los objetivos por niveles, grados y áreas, la metodología, la distribución del tiempo y los criterios de evaluación y administración, de acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional y con las disposiciones legales vigentes”.

Proyectos Curriculares y Cátedras Escolares (Clic aquí)

La importancia de estos proyectos radica en el fortalecimiento de actividades dirigidas al desarrollo de las diferentes competencias en cada una de las áreas y asignaturas del currículo académico, beneficiando de forma directa a todos los estudiantes.

 Modelo Pedagógico (Clic aquí)

La Institución Educativa ha adoptado el Constructivismo social como modelo pedagógico. El constructivismo, en su dimensión pedagógica, concibe el aprendizaje como resultado de un proceso de construcción personal – colectiva de los nuevos conocimientos, actitudes y vida, a partir de los ya existentes y en cooperación con los compañeros y el facilitador. En ese sentido se opone al aprendizaje receptivo o pasivo que considera a la persona y los grupos como pizarras en blanco o bóvedas, donde la principal función de la enseñanza es vaciar o depositar conocimientos.

Horarios de estudiantes (Clic aquí)

El horario escolar, de acuerdo al decreto 1075 de 2015 “será definido por el rector o director, al comienzo de cada año lectivo, de conformidad con las normas vigentes, el proyecto educativo institucional y el plan de estudios, y debe cumplirse durante las cuarenta (40) semanas lectivas establecidas por la Ley 115 de 1994 y fijadas por el calendario académico de la respectiva entidad territorial certificada.”

Como mínimo debe garantizar: 20 horas para transición; 25 horas para básica primaria y 30 horas para básica secundaria y media.